Bullying entre ingenierías

¿Alguna vez has escuchado la palabra “Abogangster”?

¿Has visto como le dicen a un médico “el mata sanos”?

Estos son solo un par de apodos a modo de broma que se dicen a los estudiantes de medicina y derecho, sin dejar de lado las clásicas críticas a otras carreras como: “los economistas pasan la mitad del tiempo tratando de predecir lo que va a pasar y la otra mitad explicando por qué no pasó”; “mi vecina da mejores terapias y no me cobra”, entre otras. Resulta muy divertido, siempre y cuándo no se trate de tu carrera.

Y si entramos a ingeniería, la lista se vuelve muy grande, y más aún si empezamos por un clásico, el bullying a ingeniería industrial: que si son contadores con casco, que no debería ser una ingeniería, que no profundizan en ningún tema, que es muy fácil, que no son ingenieros de verdad, etcétera.

Pero no se salva nadie. Que los mecatrónicos son nerds, que los ingenieros mecánicos arreglan coches descompuestos, que los civiles son albañiles con título, que a los petroleros se les está acabando el trabajo, que los geólogos solo coleccionan piedritas, que los ingenieros químicos no son ni ingenieros ni químicos, que los ingenieros en alimentos salen a poner su puesto de tacos, entre un sin fin de frases. Es parte de la cultura y está muy arraigado. Repetimos lo que nos parece divertido, sin reflexionar al respecto.

¿Por qué esto es un problema?

Si escuchamos repetidamente algo, lo empezamos a creer. Estas frases serían inofensivas si conociéramos en verdad las demás carreras, pero la abrumadora mayoría de los alumnos no investigan o preguntan, dejando como única referencia aquella “frase chistosa” que oyeron. Como ingeniero industrial, he reflexionado sobre esto durante los años de carrera, y después en el mundo laboral, y las frases distan mucho de la realidad. He visto mecánicos de industriales, industriales de administradores, civiles flojos, petroleros sin rumbo, eléctrico-electrónicos a los que les piden proyectos de mejora, a los mecatrónicos tener que salir del país para trabajar en lo que estudiaron, entre muchas otras historias de terror.

No está mal bromear un rato, pero nunca hay que perder la realidad: el mundo es complejo y cada carrera contribuye desde su trinchera. Se estudian las materias de tronco común, y después se escoge una especialización entre varias, teniendo así otras especialidades de las que no conoces su teoría y más difícil aún sería tener experiencia en todas ellas. Debido a lo anterior, es de suma importancia dar el valor y respeto a otras ingenierías (también a otras carreras), de lo contrario, no podrás participar en proyectos donde se necesita la colaboración entre ingenierías, sin dejar de lado el emprendimiento.

Por último, te invito a que seas curioso y aprendas la esencia de otras carreras. Tip: un amigo cercano que estudie otra licenciatura podría ser un buen comienzo.

¿Qué cosas interesantes has descubierto sobre otras carreras? Nos gustaría saber tu experiencia en los comentarios.

¿Te bulean?   Mándale este artículo a tu amig@

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Autor:
James Tomas Davison Hernández

James Tomas Davison Hernández

Capacitar a las personas en la filosofía Lean Six Sigma, para emprender proyectos de mejora, enfocados en disminuir desperdicios, mejorar la calidad y aumentar la capacidad, con el objetivo de aumentar la rentabilidad de la organización. -Máster Black Belt

¡Aporta a la comunidad!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *